Dirección

Puig de Pollensa, 90, 2-A
07015 Palma · Illes Balears · España

Horario
Lunes a Viernes: 9:00-17:00 (España peninsular)

Explicando el metaverso

En la comida de ayer salió el tema de los metaversos y las criptomonedas.

Un tema que parece estar de moda y que suena algo así como a mundos de superhéroes hackers especuladores.

O mejor de supervillanos.

La cuestión es que, para la mayoría de mortales, es como hablar en chino.

Menos para los chinos. Para esos debe ser como hablar en árabe.


Yo tampoco es que lo tenga muy claro.

Pero, sin entrar en detalles técnicos, eso de los metaversos entiendo que es como abrir nuevos mercados en mundos digitales.

Y el comentario es: Me parece muy bien que se inventen una moneda igual que se inventan Gotham City o Wakanda.

Pero ¿quién va a querer gastar dinero real, del bueno, del que se puede tocar, para comprar monedas de mundos que no existen?

Vale que se puede pagar por un juego. Igual que se paga por ver Netflix o por leer el Washington Post.

Pero de ahí a pagar por gothamcoins… no tiene ningún sentido.


En realidad eso se puede explicar de forma fácil.


Cuando se crea un mundo virtual, como por ejemplo el de un juego multijugador se está creando un nuevo mercado.

Y además de pagar por participar en el juego se pueden ofrecer otros «servicios» que pueden ser útiles o interesantes para el resto de jugadores.

Como dar pistas de como pasar ciertas dificultades del juego.

Como vender personajes a nivel 80 que te llevaría 6 meses jugando 8 horas todos los días para subirlo a ese nivel.

Como vender diseños de objetos únicos que, como su propio nombre indica, son irrepetibles.

Si has jugado a ese tipo de juegos es fácil entender que eso tiene un valor.


Pero para ciertas generaciones hablar de juegos online es como hablar de criptomonedas.

Pero hay una manera más rápida de explicarlo a gente a la que no le gustan los juegos.


Mira. Tu tienes carnet de conducir ¿verdad?

Y sabes que tienes unos puntos asociados a tu carnet de conducir ¿cierto?

Esos puntos por los que Matías Prats te casi regala un seguro de automóvil y un beso en la boca.

Eso no es nada nuevo.

Entonces la DGT tiene su propio metaverso y los puntos son su criptomoneda.

Mira.


Por cierto...

Si te interesan estas cosas que cuento.

Si, además de curiosidad intelectual, tienes un proyecto interesante que, quizá, no avanza como crees que debería hacerlo.

Entonces estos artículos que escribo te pueden ser de utilidad. Darte ideas. Hacerte reflexionar. Descubrir nuevas estrategias.

Si quieres enterarte rápidamente de cuando publico algo nuevo, sin depender de que a las IAs de facebook, instagram, linkedin y demás decidan por tí lo que es relevante y lo que no.

Entonces te sugiero que te apuntes a esta lista de correo.

Así, cada vez que publique algo nuevo lo tendrás puntualmente en tu buzón de correo electrónico.

Es gratuita, es segura, te puedes dar de baja cuando quieras, bla, bla, bla. Vamos una lista de correo.

En fín... sigamos con la historia.


Como cada año la DGT acaba de publicar las reglas para la nueva temporada con mejoras para hacerla más entretenida.

Ahora, cuando pasas por debajo de los grandes letreros de las autopistas, hay que fijarse muy atentamente para poder obtener más puntos.

«Móvil en la mano. 6 puntos»

Evidentemente, si eres rápido y estás atento a los letreros en lugar de distraerte mirando el tráfico, cuando pasas por debajo del letrero enseñas que llevas el móvil en la mano te dan seis puntos más.

«Condicir sin cinturón. 4 puntos»

Este no lo acabo de entender. Es más complicado quitarse el cinturón mientras conduces que coger el móvil pero te dan menos puntos.

«Arrojar objetos a vía. 6 puntos»

Para eso conviene llevar siempre a mano algo que se pueda lanzar. Si tiras el móvil luego no podrás conseguir los puntos extra por móvil.


Lo bueno es que los mensajes están muy claros.

Cuantos más retos consigues más criptopuntos acumulas.

Y los criptopuntos te permiten seguir circulando por las carreteras.

¿O era al revés?


Pero, tú me dirás, eso no es exactamente así.

Esos puntos son tuyos y exclusivamente tuyos. Están asociados a tu carnet de conducir. Nadie pagaría por puntos de otra persona.

Con esto no se puede especular así que no es una criptomoneda.

Porque esa es la clave: una criptomoneda sirve para especular.


Pues, perdona que te lo diga, pero sí se puede especular.

A ver, yo no digo que esto se haga, pero a alguien se le puede haber pasado por la cabeza.

Cuando te llega una de esas multas a tu casa que te ha hecho un radar siempre te dicen que tienes que identificar al conductor. De lo contrario asumen que eras tú el que conducía.

Y si alguien no tiene muy buena memoria quizá se le ocurra preguntar «¡Papá! Tu aún tienes todos los puntos en tu carnet ¿verdad? ¿Te importa firmarme este papel que dice que conducías mi coche hace exactamente 4 meses a las 12:36?»

Y papá dirá «Pues claro querido hijo. ¿A cuánto cotiza el punto a día de hoy?»


Así que está claro, las criptomonedas no son nada nuevo: monedas inexistentes creadas en mundos virtuales y por las cuales la gente está dispuesta a pagar en monedas de curso legal.

Bienvenido al metaverso.

P.D. Si necesitas explicar conceptos presuntamente innovadores a personas que no lo son tanto hablemos aquí.